sonria, mañana puede ser peor

miércoles, 1 de febrero de 2012

Un restaurante prohíbe la entrada a políticos

Washington.- 
"Prohibido el ingreso de políticos. Sin excepciones": un restaurante de New Hampshire, escenario de las próximas primarias del Partido Republicano, decidió prohibir el ingreso a los candidatos tras varias quejas de clientes.

Sobre la puerta de este pequeño y muy popular local de la ciudad costera de Portsmouth (noreste de Estados Unidos), una empleada colgó un cartel en el que puede leerse en letras escritas en los colores de la bandera de Estados Unidos: "Prohibido el ingreso de políticos. Sin excepciones".

"Cuando vienen aquí, arman un gran jaleo", justifica Jessica Labrie, citada por el diario local The Porthsmouth Herald.

"Todo este desorden usted lo puede seguir por televisión, pero no necesariamente tiene ganas de ser molestado en pleno almuerzo", agrega.

Desde el inicio de la campaña, el establecimiento de diez plazas recibió la visita del gobernador Rick Perry, de la legisladora Michele Bachmann y, finalmente, del candidato menos conocido Buddy Roemer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada