sonria, mañana puede ser peor

miércoles, 29 de agosto de 2012

En un taxi en NY

Una musulmana hace señas a un taxi neoyorquino para que pare. Una vez dentro del taxi, le pide al taxista que apague la radio porque ella no puede oír música occidental debido a su religión.
"En la época del Profeta no había música como esa y mucho menos radio",comentó la musulmana. "La música occidental es de los infieles y yo no puedo oírla".

El taxista apaga la radio, en el primer semáforo en rojo, detiene el auto, sale del mismo y con amabilidad abre la puerta trasera.
La mujer se sorprende y pregunta un tanto enojada: "¿Qué pasa? Todavía no hemos llegado a mi destino".
"Mire, señora, en la época del Profeta no había taxis, así que, por favor, salga del auto y busque un camello que la transporte".

4 comentarios:

  1. Jaja...........buenisimo!!!!!!
    Hace mucho que no vengo por aqui......con tu permiso, doy una vuelta a ver que me perdi!!!!!
    sweetcakestoronto
    Besitos
    miri

    ResponderEliminar