sonria, mañana puede ser peor

lunes, 23 de agosto de 2010

LA TARTA DEL PORRO

El suceso se descubrió cuando la Policía Local se encontró en la avenida Ruiz Jiménez de la capital jienense a las tres jóvenes, de edades comprendidas entre los 20 y 30 años, que solicitaron ayuda a los agentes por encontrarse mal tras ingerir tarta en una celebración de cumpleaños entre compañeros de trabajo.

La Policía las trasladó rápidamente a un centro hospitalario, donde fueron asistidas de intoxicación y diagnosticadas con pronóstico reservado por ingestión de cannabis, por lo que precisaron ingreso hospitalario.

Según declararon a la Policía tras recuperarse, conocieron lo que habían tomado debido a las risas del resto de sus compañeros, todos ellos varones, conocedores del contenido de la tarta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada