sonria, mañana puede ser peor

martes, 17 de agosto de 2010

MARIDOS INCOMPRENDIDOS

La esposa regresa a su casa muy temprano y... ¡encuentra a su marido en la habitación matrimonial haciendo el amor con una tremenda, bella y espectacular, hembra infernal...!!

-¡¡Eh, desgraciado, mal nacido, infiel, falto de respeto!! ¿Qué haces? ¿Cómo te atreves a hacerme esto a mí, a tu esposa
fiel, la abnegada madre de tus hijos? ¡Me voy ya de esta casa! ¡Quiero el divorcio!
-¡¡Espera..., espera... un momento!! Antes de decidir, por lo menos escucha lo que pasó.;
- Hummmmm, no sé..., bueno, será lo último que te permita que me digas. Peeeeeero que sea rápido, cretino, poco hombre!!!

Bueno, lo que pasó fue lo siguiente:
mientras volvía a casa en el auto, esta joven me pidió que le diera un aventón. La vi tan indefensa que accedí a llevarla. Noté que estaba muy delgada, mal vestida y sucia. Me contó que hacía 3 días que no comía. Con gran compasión y dolor, la traje para casa y le recalenté los tallarines que te preparé anoche y que no te comiste porque engordabas ;y la pobre chica prácticamente se los devoró. Luego, como estaba muy sucia, le dije que se bañara.
Mientras se duchaba noté que su ropa estaba sucia y rota; así que se la tiré a la basura. Para que se vistiera le di esos vaqueros que hace años no usas porque te quedan apretados, la blusa que te regalé para el aniversario y que no usas porque tuve mal gusto cuando la escogí y no te gusta, el suéter que te regaló mi hermana para la Navidad y no usas para molestarla, y las botas que compraste en esa lujosa zapatería y que nunca más te pusiste desde que tu amiga se compró unas iguales. Al final, cuando la joven se iba muy agradecida y la acompañé a la puerta, se volvió y con los ojos llorosos me preguntó: - ¿No tendrá usted otra cosita que señora ya no use?

...sin comentarios...

------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada