sonria, mañana puede ser peor

martes, 31 de agosto de 2010

Se castra para demostrar su fidelidad


Un serbio de 42 años se ha cortado el escroto y extirpado los testículos como prueba de fidelidad hacia su esposa, al parecer muy celosa.

El hombre, acostumbrado a castrar animales, decidió castrarse a sí mismo, pensando en que sería capaz, que no sufriría y no perdería demasiada sangre.

Sin embargo, tras realizarse unos cortes con una navaja de afeitar, empezó a sangrar en abundancia y decidió pedirle a su esposa que lo llevara al hospital. Una vez allí, aseguró que le habían atacado unos desconocidos, pero más tarde admitió haber sido el autor de la lesión.

Fuentes del hospital aseguran que el hombre se encuentra estable y fuera de peligro, y que la operación a sí mismo fue realizada de forma profesional.


¡¡¡¡que locuraaaaaa!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada