sonria, mañana puede ser peor

lunes, 2 de agosto de 2010

Fe divina


En unas indundaciones(las mayores de ese lugar) había un cura en medio de la plaza del pueblo mientras el agua seguía subiendo.
En esto que le llegaba el agua por la cintura, se le acerca un señor en una barca y le dice:
-Suba hombre que se va a ahogar
Y el cura le contesta:
-No, yo me quedo aquí que Dios me salvará
Cuando el agua le llegaba por el pecho vino otra barca:
-Suba hombre que se va a ahogar
Y el cura le contesta:
-No, yo me quedo aquí, que Dios me salvará
Cuando el agua le llegaba por el cuello vino la tercera barca:
-Suba hombre que se va a ahogar
Y el cura le contesta:
-No, yo me quedo aquí que Dios me salvará
Hasta que al final, el agua termina por cubrirle y muere.
Sube al cielo muy enfadado a pedirle explicaciones a Dios y le dice:
-¿Cómo me haces esto a mí, si soy tu mas fiel seguidor?
A lo que Dios le contesta:
- ¡Coño! ¡Y las tres barcas que te mandé!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada