sonria, mañana puede ser peor

sábado, 9 de octubre de 2010

Derecho divino


Una joven entra en una Iglesia desnuda de cintura para arriba. El cura la detiene y le dice:
- Un momento, señorita. Usted no puede entrar así en la Iglesia.
- ¿Cómo que no? Yo tengo el derecho divino.
- Y el izquierdo también, pero así no puede entrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada