sonria, mañana puede ser peor

viernes, 8 de octubre de 2010

Ultima voluntad

Estaba la familia reunida ante el féretro del padre, recién fallecido.

El hijo menor dice:
- Ahora tendremos que hacer realidad la ultima voluntad de papá: ser enterrado con un millón de pesetas en el ataúd.

El hijo mediano añade:
- Si, bueno... pero en realidad sólo pondremos 750.000 pesetas, porque hay que descontar el 25% de IRPF.

El hijo mayor apostilla:
- También tendremos que deducir el 16% de IVA...

La viuda tercia en la conversación de forma resolutiva.
- ¡Basta ya! Vuestro padre no merece estos regateos. Se le enterrará con la tarjeta de crédito... y que él gaste cuanto quiera.

7 comentarios:

  1. Buena solucion como que el el mas alla necesite dinero para tomar algo

    ResponderEliminar
  2. Jo que pena . somos miserables hasta el final ,jajaa

    ResponderEliminar
  3. Esa es la realidad de hoy en dia..
    la pasta por encima de todo
    desgraciadamente...
    saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Montse!
    Cosas de la vida, o mejor dicho de la muerte.

    Saludos de J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno,
    el muerto al hoyo y el vivo al bollo.

    ResponderEliminar
  6. Hasta el final valemos solo lo que tenemos...este seguro que fue el más rico del cementerio. Lo bueno es disfrutarlo en vida.
    Muchos besotes a todos

    ResponderEliminar