sonria, mañana puede ser peor

jueves, 12 de agosto de 2010

En el colegio de arbitros:



- Hola, buenas; mire, yo quiero ser arbitro.

- Miguel! Ven a tomarle los datos a este hijo de
puta.

- Un momentito, que yo no soy ningun hijo de puta!

- Miguel!!! No vengas, que no sirve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada