sonria, mañana puede ser peor

sábado, 3 de julio de 2010

Doniños... un placer para mis ojos



Como me relaja esta imagen.
Solo con mirar esta foto, casi puedo llegar a escuchar el sonido del mar.



DONIÑOS (Ferrol ) Una zona de dunas y la playa que se abre entre Punta Penencia y Punta Prado, mantienen en su entorno una laguna dueña de leyenda propia y conocida por los ferrolanos pasando de generación en generación sin perder un ápice de interés.

Cuenta la leyenda que la Virgen Maria caminaba por el mundo hasta que sus pies fueron a parar a la ciudad de Valverde. Para su sorpresa se encontró en un lugar donde todas las personas eran paganas, descreídas y crueles. Cuando vió la Virgen esto sintió gran tristeza en su corazón, buscaba entre las gentes paro no encontró caridad entre ellas ni el menor rastro de fe, la Virgen viendo como estaban en aquel lugar decidió continuar su camino.

Comenzó a subir una gran cuesta muy empinada y alta hasta llegar a lo alto de un monte, exhausta y sin fuerzas con su niño en brazos vió una casita. Se paró a descansar a la sombra de la barra que tenía delante de la puerta, la dueña de la casa la vio y rápidamente salió para hacerla entrar y ofrecerle una taza de leche caliente.

La Virgen y la mujer hablaron durante largo rato, y así Maria se enteró de que allí vivían la mujer y su marido, y que eran los únicos cristianos que había en toda la bisbarra, el matrimonio vivían alejados de la ciudad porque ni a ellos les gustaba la forma de vida que allí se llevaba ni ellos eran bien recibidos por los otros. También l dijo la mujer que su marido no estaba en la casa en ese momento porque había bajado a la ciudad para hacer algunas compras. Una vez descansada la Virgen agradecia a la mujer su hospitalidad siguiendo su camino.

Cuando el marido llegó a la ciudad, le pareció oír a una mujer que pedía ayuda. Se puso a escuchar y, aterrorizado, se dio cuenta de que la voz que oía era la de su mujer gritando que alguien la salvase. Cuando el hombre volvió la cabeza, vio a su mujer corriendo por el camino que él acababa de atravesar, perseguida por unos hombres que la querían matar. Viéndola en tan gran peligro, el hombre corría tras su mujer que ya escapaba hacia la casa del monte. Aunque el hombre corría rápido, el grupo que perseguía a su mujer corría más rápido aún y no tardó en perderlos de vista.

Entonces, haciendo un gran esfuerzo, corrió mucho mas…cuando consiguió vislumbrar la casa, ya de lejos vio que su mujer estaba sentada junto a la puerta como cuando había dejado a la Virgen.

No había ni rastro de los hombres que la perseguían. El marido, en cuanto llego hasta ella, le relató la visión que había tenido momentos antes. Mientras hablaba, los dos escucharon un tremendo estruendo que procedía de colina abajo.

Sin decir nada, el hombre y la mujer, llevados por el mismo pensamiento, miraron hacia la ciudad maldita y vieron con gran asombro que había desaparecido sumergida en las aguas.

Hoy en día hay en este lugar donde antes se había erigido la ciudad un lago, el de Doniños, donde dicen que en el centro hay un pozo que se traga a cuantos tienen la desgracia de pasar por encima de él, a no ser que la lancha que los lleve sea de las mas grandes y marineras.

Como toda Leyenda tiene otras versiones:
Doniños mantiene viva esta leyenda entre los ferrolanos, nos habla de una maldición en la ciudad de Valverde que fue sumergida en el lago debido a un castigo que Dios envio y que solamente pudo salvarse una familia y sus dos hijos pequeños, los dos niños flotaron en sus cunas, lo que les salvó y dio nombre al lugar de la zona… cambiando el “dos niños” a Doniños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada