sonria, mañana puede ser peor

sábado, 3 de julio de 2010

Hablar por hablar no, pero si tengo algo que decir...escuchame

Hoy he tenido la ingrata sorpresa de un desaire con un amigo. Un malentendido llevó al enfado, y ante mis ganas de hablar y solucionar, me encontre con la desagradable sorpresa de que me dejó con la palabra en la boca y se marchó. Eso me desespera. No entiendo por que la gente no quiere o no sabe escuchar.
Para mi la comunicación y el respeto es la madre de todas las soluciones a todos nuestros problemas, pero claro, ¿como comunicarse con alguien que no quiere hablar ni escuchar lo que tu tienes que decir?
Que frustración tan grande ver que alguien a quien aprecias te ignora cuando estas mal.
Pero no soy rencorosa y supongo que acabaremos arreglando este malentendido.Eso es lo que espero. Y si no fuera así, o si algún día lee esto, que sepa que lo intenté.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada