sonria, mañana puede ser peor

sábado, 4 de septiembre de 2010

CARTA AL SR RODRIGUEZ ZAPATERO

"Tú no has cambiado, José Luis. Pero yo sí.
Te voté en 2004 por muchas razones. Alguna tan poderosa como el odio al anterior gobierno por habernos metido en una guerra ilegal que había provocado el mayor atentado de la historia, y el gobierno del PP lo quería ocultar. Ciertamente luego me enteré de que en la guerra de Iraq ya nos metió Felipe en 1991, y con soldados de reemplazo, mientras que Aznar sólo envió un buque hospital, y con soldados profesionales. Bueno, pero estaba la famosa foto de las Azores, con Bush y Aznar repartiéndose el mundo. Solo años después me fijé en que también estaban los gobiernos socialistas de Portugal e Inglaterra, y que la ONU respaldó esa intervención, pero tú habías dicho que era ilegal y yo confié en ti.
También me gustó que fueras el candidato elegido por las bases, y no designado a dedo por Aznar. Claro que después supe por qué Bono perdió por 4 votos, parece que ya algunos socialistas no les gustaba un primer ministro con un hipódromo salido de la manga (qué buena metáfora, por cierto), y prefirieron un mal menor, por llamarte de alguna forma.
Me gustaba tu promesa de no olvidarte nunca del más necesitado, y quién más necesitado que yo, que no tengo trabajo. Efectivamente, no te olvidaste de mí, y me has dado 4,5 millones de compañeros, colegas de profesión con los que compartir los lunes al sol.
Que el poder no te cambie, gritábamos en la calle Ferraz aquel 14 de Marzo. Y efectivamente, el poder no te cambió. Diste miles de millones a los sindicatos (ya todos sabemos que eres de UGT), pero también a los empresarios, y a cualquier otro fin que tu conciencia reclamara. Doquiera se necesitara desfacer un entuerto, allí estaba el gobierno de España, disparando con pólvora ajena. Y así un día descubrimos que los bancos españoles debían 728.000 millones de euros a pagar en 5 años, dinero que habían invertido en hipotecas a 30-40 años. ¿Cómo los devolvemos, señor presidente? Y aquí tenemos a ZP, renunciando a la lucha de clases, y sacando del bolsillo de todos los españoles 200.000 millones de euros para que los bancos pudieran cumplir sus compromisos (Octubre 2008). “Por el bien del sistema”, declaraste, aunque algunos no llegamos a comprender lo que “sistema” significaba.
Llegaste a lo más profundo de mi corazón con la memoria histórica, por fin íbamos a poder recuperar a nuestros seres queridos. Me llenó de orgullo ese reconocimiento a nuestros antepasados, a tu abuelo franquista que luego vio la luz y se convirtió al socialismo, para sufrir el martirio de las hordas franquistas. Pero empezó a mosquearme que sólo hubiera muertos de un bando y no del otro ¿tres años de guerra y sólo hubo muertos de un bando?. Por supuesto que no estudié en un colegio de curas, pero un día me enseñaron una placa de unos Hermanos Maristas fusilados, y me quedó la duda de si era necesario. He visto fotos de iglesias quemadas con gente dentro, y no pude menos que recordar la película el Patriota de Mel Gibson. Algo habrían hecho, me decían.
Y esta frase del algo habrán hecho me llevó también al País Vasco. Yo también creí que tú podrías acabar con ETA. Hasta el rey dijo que había que intentarlo En el fondo, son chicos traviesos víctimas de la sociedad represora, que no les deja quemar autobuses para divertirse los fines de semana, y les obliga a secuestrar y a matar como forma de expresar el arte que llevan dentro. Asumiendo estos razonamientos, seguía sin comprender los monumentos a los terroristas. Me enterneció que dejáramos en libertad a una pareja de etarras que no podía tener hijos en prisión, para que el tratamiento de fecundación artificial pudiera ser llevado a cabo en la tranquilidad del hogar. Asumí que era más importante pagar este tratamiento que operar a la gente que llevaba meses en la lista de espera, pero comencé a sentir cierta inquietud.
Eso sí, acabaste un plumazo con las listas de espera para abortar. Libre y gratuito, y además sin necesidad de informar a los padres, que a los 16 años las niñas son muy dueñas de su cuerpo y no necesitan contar con los padres para nada.
Porque defendemos la vida, defendemos el aborto. Confieso que me costaba entender este razonamiento, hasta que dijiste que debíamos tener fe en ti y así lo hice. Aunque yo era antes muy de razonar, así que me quedó una pequeña duda en el fondo.
Luego, si un hombre agrede psicológicamente a una mujer, o al menos ella dice eso, lo tenemos en el calabozo desde el viernes por la tarde hasta el lunes, que para eso es un hombre. “Yo soy feminista”, dijiste para justificar esta discriminación que llamaste positiva. Y entre la discriminación positiva y la tolerancia cero, comenzamos a desarrollar un nuevo lenguaje. Se acabaron los trasvases franquistas, ahora hacemos desviaciones temporales de caudal. La guerra de Iraq se transformó en misión humanitaria en Afganistán, y el chantaje catalán del estatuto se llamó actualización de las relaciones entre naciones, cuyo concepto (reconociste entonces), no tenías muy claro
Y en estas nos pilló la crisis. Si , ya sé, la crisis en realidad no existió nada más que al final, al principio era suave desaceleración, que pasó a llamarse crecimiento negativo. Qué gran elegancia demostraste al no culpar a la conspiración judeo-masónica, ni a la pérfida Albión , sino al capitalismo salvaje de Estados Unidos, ese país que ha pasado del 4 al 9% de desempleo.
“No os fallaré”, repetías sin cesar. “Estaré siempre con los más necesitados”, y los casi 5 millones de compañeros que tengo te mirábamos sorprendidos. ¿Quiénes serán esos más necesitados que nosotros, que no tenemos empleo?
Qué ingenuos éramos. Nosotros preocupados por nuestro empleo, ignorando por completo a los Gays y Lesbianas de Zimbawe, o la Asociación del pie zambo congénito del Congo. Menos mal que nuestro presidente se preocupa ya de todo el planeta, qué sería de La Tierra si no fuera por él. Aprovecho para aclarar que no le ha regalado la tierra a su amigo “El Viento”, era solo una metáfora. Lo que comenzó como una alianza de civilizaciones, pasó luego a la unión de continentes, y pronto será una conjunción planetaria. De acuerdo, ya no está solo, le ayuda Leire, esa chica tan bien formada. ¿Qué tiene 3 sueldos? Pues se los habrá merecido, pues sacaba muy buenas notas en la EGB. No tenía tiempo ni de ir a la peluquería, hábito que ha conservado a lo largo de los años, a semejanza de su madre. Fíjate cómo será de sacrificada, que tuvo que renunciar a su pertenencia al PSOE para poder ser concejal (me refiero a su madre, claro)
De todas formas, debo reconocerte José Luis que estoy cambiando. Fíjate que el otro día me dijeron que hasta Obama te había pedido que le hicieras un favor, y que por él y sólo por él, estás dispuesto a rebajar el sueldo de los funcionarios, incluyendo a los políticos. Si, en el fondo, no necesitáis dinero, ya que tenéis coche y casa oficial, y pagáis con tarjeta de gastos. “Sí, pero tenemos que pagarnos los trajes”, contestaste. Claro, es que los del PP son todos unos corruptos, mira que aceptar tres trajes. En la cárcel deberían estar ya esos delincuentes ¿Cómo va a ser lo mismo que a Bono le rebajen medio millón de euros en un piso, a que le regalen 3 trajes a otro? No entiendo al PP insistiendo en lo de Bono. Le hicieron una rebajita al comprar el piso, como a cualquiera.
Mi mujer y yo hemos recuperado nuestra relación. Desde que ella está parada también como yo, hablamos mucho de estas cosas. Además, estoy haciendo dieta y perdiendo esos kilitos que me sobraban, qué buena idea la tuya subir el IVA también para que compremos menos cosas. Ya puedo volver a ponerme el traje de novio, con lo guapo que estaba yo hace 18 años. También he dejado el alcohol, ya solo bebo agua del grifo, que aquí en Madrid es muy buena (Desde los tiempos de Leguina, hay que añadir)
En fin, compañero ZP. Quería decirte finalmente que se me saltaron las lágrimas cuando conocí el sufrimiento de Sonsoles, que ansiaba volver a León lo antes posible. Ya sabes que por ti lo daría todo, así que aunque tenga que ponerme una pinza en la nariz, en las próximas elecciones voy a votar al PP. Si Sonsoles quiere volverse a León, yo por ella me sacrifico lo que haga falta, así que cuenta con mi voto y el de mis 5 millones de compañeros desempleados, hablo mucho con ellos y todos piensan como yo. Lo que haga falta, me dicen. Y es que algunos de ellos están dispuestos incluso a ocupar los puestos de trabajo que suele crear la derecha cuando gobierna, fíjate tú como son. Alguno incluso pedirán a sus hijos que estudien, eso sí, sin agobios y sin que renuncien al botellón, que es muy educativo. Es que la gente socialista es maravillosa, todos me dicen lo bien que vivías en León, y lo que les gustaría volverte a ver paseando por sus calles, o incluso sentado al sol en algún banco de la zona.
No quiero entretenerte más, me consta que estás muy ocupado repasando el BOE a ver si algún trabajador enemigo ha vuelto a colar una errata como la de los préstamos a los Ayuntamientos. Cuenta con mi voto al PP, y no olvides ir buscando casa en León...
Un abrazo, compañero. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada