sonria, mañana puede ser peor

sábado, 4 de septiembre de 2010

Que Dios se lo pague

Un hombre fue llevado de emergencia a un hospital administrado por monjas,
donde lo operaron del corazón.
Después de la operación, el hombre despertó y una monjita estaba a su lado.
 
"Señor Pérez, la operación fue un éxito. Sin embargo, necesitamos saber
cómo piensa pagar la cuenta del hospital.
¿Tiene usted seguro de gastos médicos?"
"No."
"¿Puede pagar en efectivo?"
"Me temo que no, hermana."
"Entonces, ¿tiene usted parientes cercanos?"
"Sólo mi hermana, pero es una monja solterona sin un céntimo."
"Disculpe que lo corrija. Las monjas no son solteronas; ellas están
casadas con Dios."
"¡Magnífico! Por favor envíele la cuenta a mi cuñado....... ......
Y ASÍ NACIÓ EL
"QUE DIOS TE LO PAGUE"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada