sonria, mañana puede ser peor

lunes, 27 de septiembre de 2010

El otorrino

    
El  médico atiende un viejito millonario que había comenzado a usar un revolucionario aparato de audición:
- Y entonces, señor Almeida, ¿le gusta su nuevo aparato?
- Si, es muy bueno.
- ¿Y a su familia le gustó?
- Todavía no le conté a nadie, pero ya cambié mi testamento tres veces.

ANA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada