sonria, mañana puede ser peor

jueves, 25 de noviembre de 2010

el club de las mujeres muertas

video

Este video fué hecho para todas las mujeres que están siendo víctimas y para las que ya no pueden contarlo.

Basta ya!!!!

Por eso, velar por ti misma significa no sólo aprender a reconocer al hombre violento, sino también saber que:

* No va a cambiar por mucho que le ames. Un hombre que muestra signos de violencia difícilmente puede ser un compañero, una persona en la que puedas apoyarte y compartir tu vida, porque él necesita saber que te domina para sentirse alguien. Y eso no se modifica con amor. Antes al contrario, cuanto más amor le ofrezcas, más desagradable y violento será contigo.

* Si tu intuición te dice que algo no va bien, hazle caso. Cuántas veces te has dicho a ti misma “sabía que iba a pasar. Eso es la intuición. Una señal interna que te avisa de que puedes estar en peligro. Piensa que la intuición siempre actúa en tu mejor interés enviando señales significativas. La más angustiosa de todas es el miedo. Pero existen otras menos intensas como la sospecha, la duda, sentirte intranquila… Por eso, cuando percibas en tu interior alguna de estas señales, no hagas oídos sordos.

ATRÉVETE A ROMPER

La intuición e indicios razonables de que un hombre es violento son las primeras estrategias que tienes para prevenir la violencia.
También te hará falta valor y decisión para asumir que te has enamorado del hombre equivocado, que no puedes tolerar que te amenacen para cortar la relación. Y si ya convives con un agresor, no sólo tendrás que hacer frente a tu miedo, sino que además deberás actuar con prudencia y buscar la ayuda que te permita encontrar, a ti y a tus hijos, la manera de escapar.

TIPOS DE AGRESORES

Los hombres violentos presentan una serie de características que dan lugar a dos tipos bien definidos.

* EL DEPENDIENTE. Es el más frecuente, causante de entre un 60% y un 80% de los casos de agresión. Se caracteriza por ser:

* Inseguro. Tiene un pobre concepto de sí mismo y encuentra en la violencia la forma de resolver sus problemas o sentirse superior. Cuando observa cómo de esta manera te atemoriza y domina, experimenta un sentimiento de poder.

* Celoso, posesivo y desconfiado. No puede tolerar ningún deseo de independencia personal, como salir con amigos, relaciones familiares, estudios, etc.

* Incapaz de reconocer sus propias limitaciones.

* Suele abusar del alcohol y otras drogas.

* Siente un indecible temor a que le abandones y lo oculta bajo la posesión y el uso de la fuerza.

* A veces puede mostrarse arrepentido, pero es sólo un período de reposo. No hay que fiarse, porque suele ser antes de volver a empezar con sus abusos.

* EL PSICÓPATA. No quiere a nadie. Contrariamente a los agresores dependientes, tiene un alto concepto de sí mismo. Se caracteriza por ser:

* Incapaz de sentir las emociones básicas humanas: compasión, piedad, amor… Es decir, puede estar triste, sí, si las cosas le van mal a él, nunca porque tú sufres. O puede parecer que te ama con locura mientras seas un estímulo interesante para él, pero no por la persona que tú eres. culto y manipulador.

* Especialista en la mentira. Aparenta ser una persona encantadora. Sin embargo es sólo su modo de captar el interés de las mujeres.

* Cruel. De su crueldad están llenos los telediarios: niñas asesinadas, mujeres torturadas, etc.
Los psicópatas pueden ser de tres tipos:

1. El instrumental. Su fuerte es la agresión psicológica y la manipulación y no suele recurrir a la violencia. Se relaciona con su pareja por las ventajas que obtiene de ella. No busca tu sumisión, sino que le sirvas, le proporciones una casa, dinero, sexo, etc.

2. El posesivo. Es violento. Necesita la excitación que le produce sentirse tu amo.

3. El psicópata mixto. Comparte características de los dos y puede ser sencillamente brutal.

SUS MEJORES ARMAS

LA HUMILLACIÓN. Pretende minar la autoestima y conseguir que te sientas despreciable ante tus propios ojos.
Puede empezar quejándose por alguna cosa y seguir luego con una crítica constante y con insultos. Otra posibilidad es que hable mal de ti en público, o habla maravillosamente bien, para luego menospreciarte en la intimidad.

EL LAVADO DE CEREBRO. Te mantiene en un estado permanente de ansiedad. Nunca sabes si lo que haces estará bien. Ya no sabes qué pensar y dudas de tu propia cordura.

AISLAMIENTO. Te mantiene fuera del contacto exterior de forma que dependas de él para todo. Evita en lo posible que tengas amigos, que veas a tu familia, que trabajes…

DEJARTE SIN DINERO. Si no trabajas, él es el que manda. Te dice lo que puedes o no puedes hacer o te amenaza con cosas como “cualquier día te encontrarás con el piso vendido y en la calle”.


¿POR QUÉ AGUANTAN ALGUNAS MUJERES?

“En el fondo me quiere”. Muchas mujeres aguantan una situación de abuso porque, por una parte no saben qué hacer para evitar los enojos y, por la otra, saben que después de lo malo él es amable, les pide perdón e ingenuamente renace nuevamente en ellas la esperanza.

CÓMO IDENTIFICAR AL VIOLENTO

Existe una serie de indicadores que delatan al hombre violento. Cuantos más de ellos descubras en una misma persona, mayor motivo de preocupación y mayor necesidad de plantearte seriamente qué hacer.

* Desde el inicio de la relación te presiona para que vivan juntos o te comprometas con él.

* Cuando algo no el gusta, emplea palabras y argumentos hirientes o desagradables.

* Te amenaza con golpearte, abandonarte o suicidarse.
* Tiene ataques de ira donde destruye cosas que son importantes para ti, como recuerdos de infancia, fotos…

* Ha golpeado a otra mujer antes.

* Toma alcohol u otras drogas y asegura que son la causa de su comportamiento violento.

* Es celoso de cualquier persona o actividad que pueda quitarle el control sobre ti.

* Expresa vehementes sentimientos de odio hacia otras personas sin que exista un motivo justificado.

* Habla mucho de ti y de lo mucho que vales pero de forma que parece que esa valía se deriva del hecho de que eres su pareja.

* Cree que los que te conocen están en su contra y que te animan a que le dejes.

* Sufre súbitos cambios de humor.

* Culpa a los demás de sus errores.

* Se muestra poderoso y dominador cuando tiene un arma en sus manos.

* Vivió de niño en un ambiente de violencia. O lo que cuenta sobre su pasado suele tener mucho de fantasía.

* No suele valorar tus opiniones o lo hace con una actitud condescendiente.

Una de las mejores armas del hombre violento es la humillación intentando minar tu autoestima.

Educar desde la infancia en la no violencia, cambiar las ideas culturales erróneas, denunciar los casos de violencia y maltrato y evitar la discriminación de la mujer, tanto en los espacios públicos como privados son algunas de las soluciones planteadas en la actualidad para combatir el fenómeno de la violencia doméstica y el maltrato.
La idea de partida es que son las propias mujeres las que han de saber prevenir y detectar las conductas de ciertos hombres que pueden desencadenar actos violentos.
En el momento en el que una mujer selecciona a su pareja y alerta de que los hombres “posesivos, dominantes, celosos, que abusan del alcohol o las drogas” pueden tener “comportamientos que aumenten el riesgo” de violencia contra la mujer.
La agresión a las mujeres no es una característica de algunas clase sociales, sino que se da tanto en las que tienen ingresos altos y bajos, en todas las culturas, religiones y en todas las edades. Más aún, el setenta y cinco por ciento de los actos violentos proviene de hombres con los que la mujer ha tenido o tiene una relación amorosa.

5 comentarios:

  1. Es cierto todo lo que dices y hoy, en verdad, es un día triste, ya que no tendriamos que celebrar nada, pues no debería haber este tipo de violencia; además la lucha es diaria. Que vivan las mujeres. Besos

    ResponderEliminar
  2. Es triste esto,pero hay una cosa que las deberia concienciar QUIEN TE MALTRATA NO TE QUIERE!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias Paco, en realidad no estamos celebrando, sino más bien recordando a todas las mujeres que faltan. Besos.

    Jose Manuel eso es totalmente cierto. Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, Montse, te confieso que esta entrada me angustió un poco, pero hay que apoyar ciertas cuestiones aunque nos duela saber de ellas. Te apoyo y te felicito.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Humberto...así de dura es la realidad, un beso

    ResponderEliminar